Laura Las Delicias
Daniela las delicias de Maiky
canela-las-delicias-de-maiky

Pero luego me acuerdo que más tarde vamos todos para una terraza…

Ayer un amigo me confesó que todas las veces que yo lo veía irse a dormir cuando salía el sol. Todas las veces que después de la fiesta él se iba para su casa -y en ocasiones me incluía a mí porque estábamos muy lejos y yo no tenía carro para devolverme después–, no eran porque él quisiera... Qué todo se debía a que su novia de ese momento no le gustaba que la vieran en la calle después de que aparecieran los primeros rayos de sol... ¡Casi lo enciendo! "Sí Vivas... Esa hembra siempre salía con qué... 'Vámonos ya... No me gusta que me vean toda amanecida'...". Lo miré indignado. Mientras me contaba esa basura, mi amigo tenía la mirada perdida o fija, como lo quieras retratar, en el volante; no era capaz de mirarme a los ojos... ¡Pobre tipo!... Recordé todas las veces que yo quería rematar en la casa de mi amigo junto a otro montón de degenerados... Recordé las veces que me fui al baño en una fiesta y al volver, mi amigo y su novia ya no estaban... Recordé todas las veces que la desgraciada esa se me acercaba en la mitad de la pista y me decía entre dientes... "¿Qué hacemos? Este man se quiere entrar... ¡Vivas hacé algo disimuladamente!..." Me recordé a mí quedando como el belicoso del parche, haciéndolos casi pelear por insistir tanto que en que no nos fuéramos a dormir... "Pero ella me decía que vos eras el que se cansaba y que no eras capaz de decirme que nos fuéramos..."

"¡Mentiras! ¡Era esa hembra la que nos manipulaba a todos para que a las siete de la mañana estuviéramos durmiendo... Por el simple hecho de que le rayaba que la vieran ya con la cara toda trastocada..." "¡Maldita puta!"... Fue lo único que pude gritar al conocer toda la verdad que había ignorado durante años... Mi amigo se rió... Nunca he entendido... ¿Por qué siempre la mayoría de hembras tienen que ser tan mongólicas y no dejarlo a uno disfrutar sanamente un remate? Estoy cansado de ver a tanto pobre hombre irse triste de las mejores fiestas porque a la zopenca de su novia le duelen las patas por llevar tacones... O porque ya está cansada o porque no es capaz de sobrellevar su drogadicción con varios rayos de sol y tiene que arrastrar a su novio hasta el puto carro antes de que salga la luz... Estoy cansado de ver la tristeza en las caras de varios tipos que solo quieren quedarse en un remate y su mujer no los deja... Tipos que solo quieren ir a drogarse o emborracharse tranquilos a un sitio y no pueden... Ellos no quieren otras mujeres... Ellos simplemente quieren valer verga un rato en paz y olvidar que el lunes deben ir a trabajar... Pero estas mujeres no los dejan.

El fin de semana pasado, que hubo dos mega eventos musicales en el #CochinoCali, fui testigo de cómo un pobre muchacho, que solo quería volverse mierda hasta las diez de la mañana, fue forzado por la mujer con la que ha decido pasar los mejores momentos de su vida, a irse en la mitad del mejor toque... Cuando la tipa esta se volteaba, el pobre hombre solo balbuceaba... "Yo me quiero quedar, yo me quiero quedar...". Yo la verdad no sabía qué hacer y el visaje fue que me puse de sapo a decir que lo dejara ahí conmigo... Que yo lo cuidaba... Y salí regañado y casi que insultado... Me tocó guardar silencio y observar la tristeza en los osjos de esa pobre alma descarriada. Hasta último momento en su cara pude ver cómo mi amigo quería que yo salvara la situación... Lo único que se me ocurrió en ese momento fue seguirlos y cuando ya estuvieran en el carro, darle un golpe en la cabeza a esa hembra, que la noqueara... Dejarla dormida en el carro y seguir con mi amigo en la rumba... Luego caí en la cuenta de que ya estaba muy volquetiado y que mi mente estaba desvariando... En la vida real hacer algo así no era tan fácil... Nos podíamos meter en un problema gigante... Esperé que mi amigo se perdiera entre la multitud y seguí bailando mientras un set de techno azotaba mi cerebro... ¡Qué gonorrea! ¡Qué pereza esa maricada de las hembras!

Me acordé de la novia de otro parcero que siempre que sale el sol también le da por esa güevonada de que nos vayamos a dormir... Pero a esta pendeja le da es porque debemos entrar el carro y que luego nos coge la policía todos prendos... ¿Allí quién le dice algo? Obvio se aprovecha de eso para entrarnos... Una vez le dije que si algo dejábamos el carro en mi parquedero y nos íbamos en Cabify, o le pedía un Uber... No supo qué decir... Pero la verdad es que la estúpida luego no se puede dormir creyendo que estamos con 30 putas valiendo verga... Su mente "pierpasolinezca" nos imagina en actos sodomórricos y gomórricos con varias desconocidas quién sabe en dónde, y por eso no se nos puede despegar hasta que nos deje a cada uno en la puerta de la casa.

Tengo otro amigo que cada vez que sale le toca irse por un momento a su apartamento porque la novia -que vive fuera del país– lo llama a la mitad de la noche a ver si está en la calle o en la casa... Yo siempre le digo que se meta a un baño y finja que está en su cuarto... Pero parece que la maniática esta, como que le hace prender la licuadora o no sé qué putas, pero algo raro le hace hacer al cabrón para que tenga que irse hasta su hogar... A veces la rumba acaba y el sapo este está volviendo de la casa todo azarado pero feliz porque María Camila ya se acostó a dormir, a miles de kilómetros, relajada y tranquila porque cree que él está durmiendo en su apartamento de Rosales.

Hace poco conocí a una hembra toda chévere, empezamos y no parecía de esas desgraciadas... El problema fue que un día, en la mitad de la madrugada, me dijo que nos fuéramos para la casa... La fiesta estaba muy buena... Obvio yo no me quería ir... Así que como buen caballero que soy, pedí un Cabify y la llevé hasta su morada... Cuando llegamos, le zampé su beso y le dije, "muy buenas noches, nos vemos mañana, me devuelvo para la discoteca, todo bien...". Me miró indignada... Se bajó toda puta, azotó la puerta... ¡Qué pena con el señor conductor! Supe que jamás volvería a andar con ella... La vi perderse por la portería de su conjunto... Luego recibí un mensaje a mi WhatsApp que decía... "Si vamos a empezar así, mejor mañana ni me llamés...". Esa noche terminé en un remate la verga en San Antonio... Obvio no volví a saber de la sapa esa... A veces la veo por ahí y me dan ganas de retomarla... Pero luego me acuerdo que más tarde vamos todos para una terraza bien áspera y se me pasa...

 

img-vivas02

Twitter @dani_matamoros

Instagram @danielvivasb

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •   
  •  
  •  

Los comentarios están cerrados.