Laura Las Delicias
Daniela las delicias de Maiky
canela-las-delicias-de-maiky

Las mujeres los preferimos continuos

No es muy difícil adentrarse en una mujer, no es engorroso complacerla. Creo que somos de extremos (O por lo menos yo sí), o siento mucho o no siento nada. O soy volcán o soy una puta roca. Tanto así con el odio, como con el amor. No hay terminos medios en mi vida y me molestan las personas que desean inspirar lastima todo el tiempo. Lo único que disfruto ver arrastrándose ante mí; es mi pasado. Uno no tiene por que argumentar el deseo que siente por otra persona ni mucho menos convencerla de el. Si soy 80 mujeres en una, todas coinciden en lo mismo.

En realidad es muy básico: En cuanto a sexo… jamás vamos a querer un tipo que nos destruya la vagina o el de la verga más larga. Con que sepa morder la pantorrilla por detrás puede ser suficiente porque los sentimientos más sinceros se ofrece en voz baja. Las cosas más bellas no aturden, les basta solo con existir. Como pasa con la felicidad. Así que será suficiente el hecho de que peines mi capúl con tus dulces y enormes dedos mirándome a los ojos en el Post-coito. Suena poeticamente mal escrito, lo sé, pero es muy real, tan real como que calientes las plantas de mis manos con las tuyas, tan real como cuando meas sentado para no dejarme todo el retrete salpicado. Con cosas como esas, puedo quedar totalmente satisfecha, te lo aseguro.

Nunca intenten sanar las heridas de una mujer, porqué sin ellas; no sería lo que es, sin ellas… Yo, no estaría hoy escribiendo esto. Con heridas o no, somos ese pedacito de inocencia entre tanto caos, nos gusta enamorar ogros y sonreirle al odio. No es hipocresía; es simplemente elegancia.

Sí, somos guionistas del drama por naturaleza, eso no lo discuto, no lo pongo en duda. Pero son ustedes quienes dirigen la obra, quienes se prestan a ser protagonistas de tal acto tan “lioso” perdiendo el control y convirtiéndolo todo en una comedia. Dejen que las cosas pasen, nada de afanes, nada de precipitaciones, sean música instrumental; sin palabras pero con ritmo. Por que cuándo uno desea querer, quiere con todo y sus infiernos, aunque estos quemen. No sean el “Alvaro Uribe Velez” en la vida de nadie si ya saben que el amor no solo duele una vez, hablen por teléfono fijo de vez en cuando y traten de admirar en silencio. Mejor dicho: sean violentamente estables y por estables, no me refiero a quietud, me refiero a esa valentía de permanecer inmutables ante lo que sienten, impávidos, audaces, decididos, ¡RESUELTOS!. Nada más lindo que un ser sin preguntas, (suficiente tengo con mis dudas internas) porque para mí es muy tortuoso tener que convivir con alguien inconcluso. Para intermitencias, están las lucecitas torpes de navidad, y eso que cada año las desecho, las cambio.

Por : Michelle Castrillon Restrepo

@alcantarillasintapa

10998132_10204328843475886_1499343613_o

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •   
  •  
  •  

Los comentarios están cerrados.