Laura Las Delicias
Daniela las delicias de Maiky
canela-las-delicias-de-maiky

¿Cómo me bajo a la expareja de mi actual? Para dummies

En vista de mi gran conocimiento y destreza en este tema (Ya que siempre me toca el tipo de las mil ex novias desesperadas e infalibles) vengo a contarles un poquito como es digerir miles y miles de fantasmas ajenos que llegan llenos de cadenas, irrumpiendo con mucha solidez; llenos de bullicio, mierda y amplitud el majestuoso universo afectivo que has construido para ti, con el pasar de los años.

Muchas veces la solución a un “problema” no es más que ignorarlo y en ocasiones cuesta, lo sé, porque toda mi vida me la he pasado tratando de solventar mis vínculos humanos. Mi PASADO y yo, nos la llevamos de maravilla, no me pesa en lo absoluto y ha sido mi más grande docente. Con base a esto; ¿Cómo pretendo batallar y batallar con él a diario? Si gracias a él, soy la mujer que siempre soñé porque ahora no repito los errores que con él pacte. Cuándo el amor es sincero JAMÁS tiene porque convertirse en odio, JAMÁS tiene la necesidad de dañarte ni dañar a los tuyos. Sí, todas las experiencias son especiales, todas las experiencias nos dejan un pisotón o una tierna huella que de alguna manera nos hace crecer y volver a creer, no hay porque devaluar unas más que otras por el simple hecho de sentir el ego fracturado y a veces; hasta mutilado. No seamos el Alvaro Uribe de la relación; ese ser ambicioso, insistente, abrumador, difícil, duro, fatigoso, repetitivo, pesado y lleno desprecio que se le quiere meter al país hasta por los ojos en su nuevo gobierno; cuándo mucho atrás tuvo más del tiempo previsto para lograr sus tan anhelados progresos. Básicamente estoy hablando de glamour emocional; esa elegancia, ese encanto, esa seducción, el hechizo y la fascinación que siento por alguien que conoce y aplica el significado de la palabra: “Sensatez”.

Nunca he sido partidaria de las revanchas y los desquites. Los ajustes; los establece el cosmos, no vos, ni tus presuntuosos actos de encamarte al enemigo o al mejor amigo de tu anterior “Gran amor” para que “dizque” sienta tu “Gran infierno”, reclamar atención es de mendigos, de miserables, infortunados, necesitados, desgraciados… y un montón de sinónimos que tengo para seres insuficientes y escasos de honorabilidad. Tampoco creo en las terceras y cuartas oportunidades, para mí no existen los polvos de reconciliación ni los polvos de despedida. Lo que se acabó se acabó y punto. Porque cuándo la base de un vinculo es el placer mental, no se tiene que recurrir a armas vulgares y carentes de intelecto para seducir.

Es normal que muchas veces cuándo algo concluye uno quiera morirse por dentro, sin embargo el otro y los suyos no tienen porque soportar y cargar velorios y duelos ajenos, no hay nada más aberrante y monstruoso que tener que rechazar a alguien. Creo firmemente en que es más engorroso exiliar a una persona de tu vida que implorar por un poco de presencia a otra… Hoy, gracias a mis más vitales experiencias emocionales y a mi saludable pasado (El que he construido con amor para que no le pese a mis futuras personas); digo con júbilo que no le temo al abandono y que con mucha serenidad acepto que hay personas que desaparecen y de las que hay que desaparecer.

goodbye love good luck

Por: Michelle Castrillon
Sigue a la autora dando click aquí

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •   
  •  
  •  

Los comentarios están cerrados.